Paúl René Moreno Camacho

La juventud férrea.

Músico, campeón nacional de esgrima, miembro de los Scouts de Venezuela, estudiante de Medicina y socorrista son algunas de las características del perfil de este héroe y mártir universitario.

     Paúl René Moreno Camacho nace en Maracaibo el 21 de septiembre de 1992, en un hogar de la urbanización San Jacinto, al norte de Maracaibo, crece junto a su madre Marlene Josefina Camacho Laguna, su padre, el maestro de esgrima Germán Arturo Moreno Medina y su hermano, el periodista zuliano Carlos Javier Moreno Camacho.

     El deporte de la esgrima lo acompaña desde sus primeros pasos. Sus padres le inculcan desde pequeño el amor por la disciplina que marcó a su familia. Su abuelo paterno, Luis «Lucho» Moreno, el campeón histórico de Venezuela en Esgrima, periodista y dirigente deportivo zuliano, será modelo y referente en la vida de Paúl.

    Junto a su hermano Carlos, entrena en las pedanas de la sala de armas Luis «Lucho» Moreno de Maracaibo, bajo la guía y conducción de su padre. Con tan solo 10 años de edad, Paúl se convierte en Campeón Nacional de Florete en la categoría infantil.

    Otra labor de trascendencia, aparte del estudio y el deporte, se centra en las actividades de la Asociación de Scouts de Venezuela. Comienza en la organización de Baden Powell, desde la manada en el Grupo Bravos de Páez, instalado en la urbanización San Jacinto, donde reside. Llegará a explorador y desempeñará papeles en los Campamentos Distritales Cadipa. Competirá y hará labor comunitaria.

    Cursa sus estudios de bachillerato y se gradúa en el Liceo General Eduardo Pérez de San Jacinto con altas calificaciones, que lo hacen merecedor del ingreso a la Universidad del Zulia, a través del programa de Admisión por Mérito Académico (AMA) a la Facultad de Medicina.

En la Universidad del Zulia llega a cursar el quinto año de Medicina y se une al equipo de Primeros Auxilios LUZ, una iniciativa de los propios estudiantes, que deciden socorrer a quienes asisten a las manifestaciones.

Trabaja para apoyar sus estudios en LUZ. En casa no hay lujos, pero hay amor y nobleza. Va a clases desde la mañana, las disfruta, le gusta la experiencia de madrugar en emergencias para aprender. Trabaja por las noches.

La música también marca la vida de Paúl. Es percusionista, virtuoso con el timbal, las congas, la tambora de nuestra gaita zuliana, la caja flamenca. Es músico nato. Asiste a presentaciones con agrupaciones por la pasión musical y como medio económico.

Comparte, aprende, auxilia y se enamora más de su labor. Su familia lo apoya, con angustias, pero lo apoya. Será un cruz verde entregado con el equipo. Quiere estar cooperando y no abandona la labor. Se abraza al equipo, es uno con él.

Socorre, como deber natural de la profesión que lo está forjando.